Blogia
katakrek

Malabar 10- Gilipollez 20

Me caes mal. Lo siento. No me has hecho nada. No hemos cruzado ni una palabra. Es triste, lo sé, pero es lo que hay. Y he de añadir que, además, te odio con toda el alma. No soporto cruzarme contigo, no me gusta nada la idea que respires el aire de la misma ciudad que yo y, mucho menos, que tu voto valga lo mismo que el mío. Mirándolo con objetividad, tienes todos los puntos para ser un buen tío y seguramente lo serás, pero la vida es así, lo siento. Tampoco te preocupes, tú no pierdes nada, más pierdo yo. Pero la verdad es, que cada vez que te veo,... siento nauseas. Veo tus greñas mal peinadas, tu cuerpecillo desgarbado, tirando a obeso, con tu aire de bonachón y es que se me revuelve el estómago. Y no es porque seas así, no. La verdad va mucho más allá. La culpa no es tuya, sino que representas a gente que para mí merece que le peguen una paliza. Y además, no ha sido repentino, sino que esto ha ido creciendo, exponencialmente, tumorándose dentro de mí, ulcerándose.

Todo empezó hace unos dos años, cuando yo estaba en una de mis interminables partidas de cartas en el bar de la facultad. Mucha gente nueva este año, gente con muchas inquietudes. Gente que juega a cartas, gente que sólo va a clase, gente que lee, gente que fuma porros, gente que no viene,... Pero tú no, tuviste que elegir tu tema de forma nefasta para mí. Y no es que sea una mala afición, es una de esas cosas que yo no podría hacer jamás, debido a mi torpeza (normalmente yo admiro a la gente que sabe hacer cosas para mí, imposibles), sino que fallaste en el continente, no en el contenido. Me repatea, como ya he dicho el cómo y el cuándo, no el qué. Ese día, como iba diciendo, estaba yo en el bar de la facultad, sentado a dos metros de la gran cristalera, delante de mí. Y apareciste tú. Te pusiste enfrente de mí, mirándome a los ojos, a dos metros, juntos pero separados por el cristal. Entonces lo sacaste. Tu Diávolo. Y te pusiste a hacer auténticas virguerías con esos palos con su cuerda y esas dos semiesferas contrapuestas. Al principio te miré. No le di importancia. Pero tu seguías mirándome, tu puta mirada. Sonriendo. SONRIENDO. Dos horas, te tiraste dos horas así. No podía concentrarme en nada, mis ojos se volvían en cada momento hacia ti. Tu cabeza moviéndose rítmicamente hacia un lado y otro, al compás del baile que marcabas con los brazos. Ris ras, ris ras. Izquierda derecha, izquierda derecha, risrasrisrasrisrasRISRASRISRASSSSSSSSSSSS, katakrek. Y una mierda para ti. Pero podía ser que te aburrieras los primeros días de clase... Pero no, te has mantenido en tu linea, o mejor dicho en tu parábola de estupidez. Día tras día nada más te veía hacer eso, diávolo por aquí, diávolo para allá, y mi cabeza iba bajando, pegándose la barbilla a mi tórax, ennegreciéndose los ojos, llenos de ira.

Aún recuerdo el día que apareciste por la facultad con TU CAMISA.( esa que seguramente te regalaron los muchos amigos que tienes, ya que estoy seguro q eres una bellísima persona). Una camisa muy bonita. De la selección Argentina. En ella se puede leer el nombre Malabar. Y el número 10. Jijij.... Jejej... Joputa. Pues puedes meterte la camisa por donde amargan los pepinos. Por el puto culo.

Y no te odio solo por eso. Si no porque lo haces en la facultad, en horas lectivas, y yo, me imagino a tus pobres padres limpiando suelos con el culo para poder pagarte la puñetera matrícula. Y si no es así y están podridos a pasta, me repatea que quieras parecer algo que no eres. Un jodido hippie arrastrado (muy respetable el de verdad) luciendo ropa de rastafari, fumando petas, luchando contra la máquina, siendo de izquierdas,... en fin todo eso, luciendo tus deportivas Nike, con tus putos pantalones de marca, insultando tanto al colectivo liberal como al pijo de turno. Y es que es así, no encajas, ni en la facultad con tus jueguecitos de mierda ni en la vida con tu doble moral. No encajáis ninguno. Me dais asco.

Ahora pido perdón por este texto, seguramente no te lo mereces. La culpa la tengo yo, por ser así de facha en algunas ocasiones, retrasado en muchas otras y completamente estúpido el resto del tiempo. Pero no tu, no tienes culpa de lo que eres. Si acaso tus padres por haberte parido y no haberte dejado morir cuando no podías comer por ti mismo. Mamón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

12 comentarios

SonGoku -

Emisario de Maetel informa:

"Los Topos" te envian su más sincero apoyo y conformidad con el escrito sobre el hippy en cuestión...

A por ellos, oe...

greengroucer -

Desde la verdosa realidad de mi consciencia, con faltas de ortografía y repartiendo el tomate que hace falta...
Buenos días viejo amigo y sangrienta realidad al malabar.

katakrek -

Gracias por tu apoyo. es bien recibido. Ya quedaremos para comprar los bbates. Se agradece que alguien esté contigo en esta ardua cruzada.

pepelu -

He llegado a palpar el odio, ese odio encendiendome desde las entrañas...jodidos kumbayás.. son la nueva epidémia del siglo 21. Estoy contigo, cuando lo linchamos?

katakrek -

Gracias amigos, pero cuando yo me releo no me gusto, creo que en el fondo soy muy mala persona. Por cierto, mi forma de escribir es mi forma de hablar, y si apartamos que todo el mundo es heredero de sus genes y de su entorno, yo no intento imitar a nadie

el_puto_amo -

Esta forma de escribir me suena a ojete de Reverte.
Pero bueno, un texto con fundamento, gente como tú debería ser juez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

superfluo -

(arroba)yahoo.es

superfluo -

Desde mi humilde posición quiero echar una mano a katakrek, así que intentaré hacer extensivo su texto afectivo para malabar. De esta forma me imagino que katakrek conseguirá un grado de satisfacción superior y Malabar se podrá dar por aludido.

cierto....kikus -

es cierto y rotundo pero te tienes que haber controlado no? al hacer un texto de esa forma?. muy logrado

katakrek -

Gracias, no obstante creo que me he dejado llevar un poco. Lamentable amigos

kamikaze Cowboy -

Menos mal que para jugar al "UNO" no hace falta una concentración de astronauta.
Lo de la camiseta argentina es de juzgado de guardia y el tono de odio de todo el artículo más que justificado.

Señor D -

Te has equivocado de tema....
Deberías haberlo puesto en "Alguien tenía que decirlo"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres