Blogia
katakrek

Cazador cazado

Cazador cazado He vuelto a ver, por quincuagésima vez Depredador. Y la verdad es que no me canso. Puedo verla una y otra vez, sin pestañear. Da igual que me sepa los diálogos, las escenas, la cantidad de veces que apretan el gatillo, da igual. La encuentro soberbia. Una joya de su género. Y es que pertenece a un grupo de películas representativas de una época. Pocas películas de acción actuales pueden compararse a las que se hacían antes. Ahora priman mucho más la acción pura, con movimientos rápidos de cámara, saltos vertiginosos, con protagonistas vacíos, que sólo están allí para eso, pegar tiros. Me vienen a la cabeza muchos de estos títulos, que como Predator, no puedo dejar de ver. Películas como La jungla de Cristal(I) y Arma Letal, que sin tener argumentos muy originales (poli bueno pero que está bién jodido se mete en un berenjenal que tal para matar al malo muy malo que cual); The Thing, joder, que puta pesadilla, terror psicológico de verdad; Conan El Bárbaro, Dino de Laurentis Brutal, esta película cae como una losa (y ya van dos Schwarzenegger); Desafío Total, sin comentarios Yoda-Pujol (tres Arnolds); Batman, Oscuro Burton donde los haya; y terminar aquí con Alien, el octavo pasajero y Blade Runner, por terminar con algunas (pues hay muchas más) representativas, como ya he dicho antes, de una época, que aunque ya se que abarca muchos años, que es punto de referencia.
Y siguiendo con Depredador, es difícil explicar lo que siento con esta película, pero se podría decir que representa, tal y como representa Alien, el paradigma del ser humano, o sea, la catálisis deportiva, la caza salvaje. Aunque podríamos decir que el Alien cazaba para poder reproducirse, encaja también en el sentimiento que quiero explicar. Mucha gente, viendo conmigo Predator, me ha preguntado: ¿Por qué mata el bicho éste? Pues bien sencillo, por diversión, contesto yo. La mueca de desaprobación ante esta excusa para montar un guión es la réplica hacia mi comentario. Pues a mí no me parece que sea una mala explicación, y tampoco que sea poco creible. Pensar que es absurdo que un bichejo se pegue la pateada interestelar solo para romper cráneos me suena tan absurdo o tan creible como que cuatro domingueros conduzcan desde las tres de la mañana durante 300Kms para matar ciervos (que a la postre no se van a comer, sino que van a colgar su cabeza del salón, tal y como hace Predi con las nuestras). Al fin y al cabo, el Depredador representa lo más malo del hombre y le da a probar de su propia medicina.
Otro aspecto que hace de Depredador una de mis películas favoritas (aparte del diseño del personaje, del cual hablaré después) es la forma como el prota decide darle caza. Mimetizarse, utilizar el entorno a su favor, explotar los puntos débiles del rival… o sea, hacer lo mismo que el depredador estaba haciendo. Combatir el fuego con el fuego. Una lucha igualada, entre camaradas. En este punto se llega al momento más memorable de la película (para mí), ese punto de toda película, dónde al revivirlo se te eriza todo el vello del cuerpo, el momento que has estado esperando durante todo el metraje. Esa escena es en la que el Chuache, camuflado térmicamente con barro, arco en mano, carcaj a la espalda, rostro recortado por las llamas que se bambolean rápidamente, tal vez inquietas por saber lo que se avecina, encaramado a un risco, de pie, desafiante, grita a la noche y a su rival, donde quiera que esté. Ese grito visceral, aullido de guerra, anuncia el comienzo de la batalla. Ninguna palabra que hubiera podido decir en ese momento hubiera sido más explicativa que ese grito, que conminaba, inequívocamente, al contendiente hacia la refriega. Con ese rugido le dice claramente: Ven nena, estoy preparado para el baile, tu sabes que te estoy esperando y yo se que vendrás, solo puede quedar uno y estoy convencido que ese voy a ser yo, let’s rock. Impagable, de verdad, se me están humedeciendo los ojos y poniendo los huevos duros solo de recordar.
Por otra parte, está el depredador. Joder. Hay pocos personajes mejor paridos que ese. Extraño cruce entre la Bruja Avería y Jack el Enterrador de la WWF, tiene todo lo necesario para convertirse en todo un icono. Presencia imponente con más de 2,5m, armas de destrucción refinadas pero que destilan cierto aire de medioevo, determinación ante la caza absoluta,… Todo un fiera. Y que cara tiene el bicho. Como dijo Dutch, hacia el final de la pelea, cuando el depredador se quita la máscara y le enseña toda las dos mandíbulas en un rugido: "Eres toda una belleza". Sin duda, aplaudir a su creado Stan Winston La sensación que debía dejar a los soldados seguro que era de lo más desesperante. No lo pueden ver, es más rápido, se mueve en tres dimensiones, es más fuerte y lo más acojonante, no tiene un porqué, está ahí solo para destruirlos, no pueden rogarle, no valen llantos, que lleves gafas, no vale nada y los va a matar uno por uno. La perspectiva no es halagüeña y la frustración es la misma que la que pudieron sentir los integrantes de Diez Negritos de Christie.
Para acabar, remarcar que el mérito de que esta película sea un clásico, como ya he dejado ver a lo largo del artículo no es la bestia, sino el conjunto. Las sensaciones de opresión y el suspense que ello conlleva ayudan a que la película se deslice, queriendo que el Depredador no aparezca cerca de los soldados, porque ya sabes lo que va a pasar. Prueba es de ello la nueva película que junta a Alien y a Depredador. Mismos personajes, mezcla explosiva, santa bazofia. Esperemos que se explote un poco mejor este personaje tan carismático, pero de una manera mejor, con más garra, y se olviden entregas anteriores nefastas, tal y como ha pasado con Batman con la nueva Batman Begins. Larga vida al Depredador.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

katakrek -

Pues sí,... y más ahora, con el tiempo que ha pasado desde que escribí esto,... me reafirmo. Mierdas varias como Transformers o GiJoe no hacen más que se me quiten las ganas de ver nada que salga de USA...
Salud!

TETO -

Buf, exceptuando lo de Blade Runner, confirmo, corroboro y apoyo todo tu excelso y bello comentario hacia ese conjunto de pelis que nos acompañaron mientras nos iban saliendo pelos en el culo y en otros lugares más deshonestos... Cuando me preguntan que película es mi favorita y contesto que Depredador (sin duda alguna), la reacción que recibo es o sorpresa o burla o una mezcla de las 2. ¿Pues? Como tú dices, menudo peliculón. Puede que esté influido porque la primera película que vi en mi vida (de la que tengo constancia claro, las de dibujos animados que seguro que me ponían de crío no aparecen en mi disco duro) fue Commando. Pero no me importa, las cosas son como son y así hay que contarlas, me emociono solo de recordarla. Es toda una belleza. Como dice Kowalski en Gran Torino, ya no hacen neveras/películas como esas.

Javi -

A ver si escribes algo nuevo ya, cacho perro!!!!

Feliz cumpleaños, mi viejo...

engelson -

Depredador es, junto a Aliens, el máximo exponente de ese género tan simpático que yo llamo “malditos extraterrestres, acabemos con ellos” . Dos de mis pelis favoritas que, como dices, uno no se cansa de ver aunque las conozca de memoria.
Lo has puesto difícil con el ejemplo de tu escena favorita. A mi también se me humedecen los ojos con:
-Cuando el explorador se queda quieto tocando su amuleto y mirando a un lugar indeterminado, Arnoldo se acerca y pregunta ¿Billy que pasa, ves algo? (bizco me quedé la primera vez intentando ver algo yo también)
-Cuando, lanzado el grito “ven aquí guapo”, Arnoldo avanza camuflado y lanza en ristre por una especie de hondonada donde ha puesto su trampa: la viva imagen de un neardenthal intentando cazar el tigre dientes de sable que se ha cargado a la mitad de su tribu.

chirriando -

hola katakrek, tengo algo imortante para ti, así que si puedes mandame un mail a la dirección que te dejo arriba.
gracias.
very important

SonGoku -

Punto uno.

Cada vez me sorprenden menos tus escritos. Creo que pasamos demasiado tiempo juntos. Deberiamos dejarlo una temporada. Conocer nueva gente. Abrir nuevos horizontes. Escribir sobre cosas que no hayamos hablado antes...

Esta conversación sobre el cine bueno de verdad ya la hemos tenido y sólo dices verdades. Entiendo por todo esto, que el escrito no va dirigido a mi, sino a los que nos miran como bichos raros, ellos, cuando conversamos en voz alta, para ver si escuchando aprenden...

Punto dos.

Predator cagaba entre escena y escena? Por que no recogieron las cámaras esos momentos? Chuache recogía las cagadas de la criatura con una bolsa del super a modo de guante cuando lo sacaba a pasear por la Selva del Camp?

nomechillesquenoteleo -

si consigues la 1 yo te dejo la 2 del caso bourne

katakrek -

Pues veo que estais de acuerdo conmigo (faltaría más). Buena la primera, pasable la segunda y pésima esta última.
Kamikaze, tu ya sabes lo que pienso, jiji.
En cuanto a lo del tio de las gafas, está cantada su muerte desde la primera vez que abre la boca. Siempre mueren los graciosillos que no paran de hablar de sus novias o de sus hijos. Creo que el Depredador sabía muy bien de qué iba esto de las pelis y lo único que hizo fue actuar segun los cánones que marcan la sociedad.
Y por cierto, no he visto ninguna de Bourne, cosa de la que me arrepiento y que intentaré arreglar lo antes posible.

nomechillesqueteleo -

haveis visto la peli el mito de burn a mi es una pleicula que me encanta la habre visto unas 10 veces es una pelicula que merece la pena verla

nomechillesqueteleo -

lo que tiene guasa es que en la segunda entrega la protagonizase un actor tan pesimo le quitava la accion ala pelicula (sorry no tengo ganas de corregir las faltas)

Digestivo Rennie -

Yo todavía me estoy preguntando por qué en la peli el Predator se carga al piltrafilla de las gafas y os chistes malos, ya que los perdators no matan a enfermos, y ese pavo, no sólo era miope, sino que tenía "problemas de verdad"... no sé si me explico...

En cuanto a Alien Vs. Predator, sólo les faltó ponerlo a jugar a las cocinitas con la negra que tiene cobertura hasta en el Everest... Manda huevos!

Te has olvidao "El útimo BoyScout"... impagable...

Kamikaze Cowboy -

Como creo que ya discutimos una vez con alguna cerveza de más en el cuerpo, la magia del predador radica en el enorme contraste entre su aspecto externo (la armadura) y su cuerpo.
Mientras que la coraza nos presenta a un ser majestuoso e hipertecnológico, aunque con buenas dosis de estética lumpen, su verdadero aspecto es de lo más repugnante, grotesco y primitivo (no hay más que verle el careto de hijoputa que tiene)
Es precisamente cuando se deshace de la opulenta armadura cuando su suerte está echada y eso no es más que una metáfora sobre la conveniencia de llevar máscaras sociales en el transcurso de nuestras tristes vidas con el fin de sobrevivir otro día más.

katakrek -

Pues si amigo mio, la gente debería mirar un poco hacia atrás y ser consecuente con su pasado. El excelentisimo governador debería darse cuenta del icono gay en el que se convirtió y coger de la mano a todo sarasa viviente, mirándole a los ojos.

Alfredo Rising -

Yo espero como agua de mayo la cuarta entrega de la Jungla del tito Willis. Espero que no la caguen demasiado y consigan recuperar ese sabor rancio y contundente de peli de accion ochentera. Depredator es un peliculón como la copa de un pino. Con una bso inquietante y sangre verde y un baño de barro pàra camuflar la temperatura corporal. Me molesta francamente que chuache persiga a los gays desde su cargo y fume puros habanos pero lo que no le puedo perdonar es que su figura de dios vengador haya decaido tanto
Yo quería otro Conan, por Crom, y si no puede dármelo, entonces que se vaya al infierno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres