Blogia
katakrek

Once again

Once again

Bueno, otra vez aquí de nuevo. Creo que muchas veces he insistido, y sobretodo a rebufo de los comentarios de mis amigos Javi y Sergio, que esto de escribir, y menos aquí, no debe ser una obligación.
Pero no tengo excusa, esto lleva demasiado tiempo vacío. Y no es que vuelva a escribir para contentar a mis fans, que no los tengo, sino porque creo que ahora, y de ahora en adelante, sí que tendré cosas con las que llenar este pequeño espacio.
Mis colegas preguntarán ¿Hey tío, pero no te habías mudado a blogger? Pues sí y no. Quiero y espero poder escribir en los dos blogs a la vez. Los que entren en katakrek, aquí, podrán leer cosas de mí, pero de las que van por dentro. Y los que entren en katakrex, de las que van por fuera. Esto es algo que comprenderán bien mis amistades. Porque siempre hay dos caras de la moneda. Y más en mi vida. Siempre hay dos Samueles. El Samuel seguro de sí mismo, arrogante, ese Juan Sin Miedo estúpido y chistoso, con el que me muevo por la vida. Pero detrás persiste ese chaval inseguro, incapaz de asimilar los cambios, y que espera romper a llorar en cualquier momento, porque no sabe muy bien what’s going on here.
No es que sea así del todo, ni que esto sea un manual rápido de consulta, con el que conocerme mejor. Sé que en la vida no hay blancos y negros puros, que más bien todo es gris. Y creo que el verdadero Samuel es más bien una mezcolanza de todo, un pequeño batiburrillo de conceptos.
Lo que sí está claro, y todos los que me conocen lo saben desde hace un tiempo, es que me voy a Brasil tres años, en teoría de boss de una fábrica de cierta multinacional, o eso creo. Atrás pausaré cosas que hacían que mi yo inseguro quedara en un segundo plano. Piso a estrenar, hipoteca alienante, mi novia de toda la vida (la pasada y la futura, ains), los amigos de verdad, y a la familia que tanto me ha apoyado, y sin la cuál no sería quien soy.
Pero esto es lo maravilloso de internet. Yo estaré en el otro lado del charco, pero tendréis pequeños frasquitos de mí, directamente en vuestras casas. Si es que leéis lo que escribo.
Espero veros a todos a la vuelta. Y si no, que sea por vuestra culpa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Javi -

¿Dos samueles sólo? Buf, creí que érais más... Por otro lado, ahora que pienso, no sé si este globo terráqueo podría con tanto peso...

;)

katakrek -

Bueno, dos o tres, ma o meno jijiji.

Y lo mío es un problema glandular, ya lo sabeis.

Ah, en cuanto a mi novia... no os doy ni dos semanas... juas.

Woswis -

3 años???? Me has engañado cabrito!!! Bueno, ya sabes que me apena que te vayas tanto como me alegra el que dejes a tu novia a mi cargo ;p.
Respecto a los dos Samueles... dado el volúmen de tu torso, apostaría a que hay un tercer Samuel inetermedio, o LitoendoSamuel. Desde dónde escribes por cierto?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres